Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Canto de agua dulce

A mi madre 
Canta en los instantes en que el río toca las olas. Echa sobre nosotros un amor fresco  y ante su canto todo se mueve. Cuando canta para ella sola los recovecos rompen la oscuridad,  las células se balancean  y en la parte más alta de la ternura una fogata se enciende.  Ella se sabe poderosa es una posa de agua cristalina.  Llegamos de las venas de su agua dulce somos gotas de su manantial.

Entradas más recientes

Una ofrenda de muertos

Libertad de una voz propia.

Libertad ¿Sola o acompañada?

El jardín de todos

Música

Tormenta en el cerro

“Ahora tocan juntos”

Bonanza

Veracruz

Brotas